5 tips para tu primer crucero gay

Un crucero gay es la vacación perfecta. Una isla con todo lujo en un mar encantador lleno de hombres con exceso de músculos, autobronceador y hormonas. Hay muchas opciones de donde escoger, hay cruceros por Europa y el Caribe, varias veces al año y con diferentes paradas. Las mejores opciones las prepara Atlantis, que además de haber sido la primera empresa en el mundo en ofrecer este servicio, tiene opciones muy buenas que pasan por Cancún y Puerto Vallarta. Además está RSVP Vacations, que ofrecen servicios similares aunque en una escala mucho menor.

No importa cuál opción escojas, hay cierto tips que te pueden hacer la vida mucho más fácil en tu primer crucero gay, y aquí te los contamos.

Escoge un crucero que salga desde la latitud más cercana
Hay cruceros por Europa y cruceros por el Caribe, te recomendamos que escojas uno relativamente cerca. Mientras menos tengas que viajar, menos cansado estarás al llegar. Estos cruceros son una gran fiesta, y no son para descansar. Hay música y hombres por todas partes, ninguno de los cuales te querrás perder.

Menos es más!

Vas a estar en el mar en un barco con miles de hombres adicionales. Tus días consistirán en piscina, playa, fiesta y más fiesta. No empaques más de una maleta, porque la verdad es que la mayoría del tiempo sólo andarás en traje de baño.

Menos es más, en todos los sentidos

No sólo debes viajar ligero de maletas. Viaja ligero de pareja. Ir a un crucero gay con tu pareja es como ir a un bufete estando a régimen. Ir a un restaurante all-you-can-eat estando a dieta. No es un plan para parejas, al menos que estén en una relación abierta, o estén buscando experimentar en conjunto con otras personas. Es mejor ir soltero y dejar que la imaginación te guíe, habrá de donde escoger.

No le creas a las fotos y vídeos, no todos tienen 20 y 5% de grasa corporal

En mi primer crucero la gran sorpresa fue que no todos los pasajeros eran sexy veinteañeros, había de todo. Puede sonar mal, pero la verdad es que, como dicen, en la diversidad está el gusto. Lo maravilloso es que el ambiente es tan festivo como se ve en las fotos y vídeos y todos compartimos con mucho agrado. Y resulta que a más de un veinteañero le gustan mayorcitos y con un toque más de grasa 🙂

Cuidado con los gastos adicionales

Un crucero es todo incluido, es decir, todas las comidas y bebidas están incluidas. Pero servicios adicionales, como cenas de lujo, excursiones y algunas fiestas no lo son. Informate bien sobre qué está incluido, qué no lo está y cuales servicios te gustaría usar. Así no te llevarás sorpresas desagradables al final de esos días de ensueño.

¿Has ido de crucero gay? ¿Qué tal tu experiencia?

Sin comentarios

Responder

Tu correo no será compartido con nadie